Drenaje linfático y presoterapia

Drenaje linfático y presoterapia

El drenaje linfático, aplicado a través de terapia compresiva o presoterapia, es un procedimiento médico-estético cuyo principal característica es realizar el drenaje linfático mediante el uso de presión de aire en diferentes partes de nuestro cuerpo.

Dado que la compresión y la descompresión se realizan alternativamente, la terapia de compresión es eficaz en el sistema linfático. A través de la presoterapia, puedes obtener muchos beneficios estéticos al mismo tiempo que proteges su salud. De esta forma, observarás grandes diferencias en la corrección de cambios en el sistema circulatorio.

¿Qué es el drenaje linfático?

El drenaje linfático se utiliza para promover el retorno de la linfa al canal de reabsorción adecuado. Básicamente, se trata de una fisioterapia en la que utilizamos un masaje suave muy especial para acelerar la reabsorción de sustancias líquidas y tóxicas. El método las ayuda a reingresar a los vasos linfáticos. Esta terapia consigue en reducir en gran medida las molestias provocadas por la insuficiencia venosa y linfática, y reduce el riesgo de edemas graves y enfermedades crónicas posteriores.

La presoterapia no es una técnica diseñada para eliminar o reemplazar el drenaje artificial, ni tampoco es una terapia que sea incompatible con el drenaje linfático, pues si es necesario, se recomienda realizar un drenaje artificial antes del masaje de presión. Podemos estar seguros de que son dos tratamientos complementarios, en aquellos casos en los que encontremos grandes edemas o sean muy habituales, el uso combinado de las dos terapias físicas es incluso muy deseable.

Cómo realizar un drenaje linfático con presoterapia

La unión entre presoterapia y drenaje linfático ayuda a eliminar sustancias tóxicas del organismo actuando activamente sobre el sistema circulatorio, es una técnica muy eficaz para mantener y mejorar nuestra salud en general. Se convierte en un medio que activa la nutrición local y estimula nuestra vitalidad. Al mejorar la circulación sanguínea y proporcionar un mejor ambiente en nuestras células, se consigue que los tejidos dañados se restauren más rápidamente.

En primer lugar, cabe destacar que el drenaje linfático puede ser manual o mecánico. Este último requiere de una serie de equipos especiales para realizar la función de simulación de masaje manual realizado por profesionales.

Para que sea efectivo, es necesario la utilización de un traje especial proporcionado por un equipo de presoterapia. Este traje consiste en varias cámaras de aire que se colocan en diversas zonas de nuestro cuerpo. El aire inflará las cámaras del traje ejerciendo diversas presiones sobre el área del cuerpo donde se encuentran los ganglios linfáticos y las redes de tejidos y órganos.

Drenaje linfático en piernas

En función del aparato de presoterapia a utilizar, puedes realizarlo en varias partes del cuerpo al mismo tiempo. Para ello, puedes utilizar una máquina de presoterapia con funcionamiento para dos zonas a la vez. Hay diferentes aparatos en función de la zona a tratar que desees.

Contraindicaciones

En esta web, aconsejamos siempre consultar a un profesional antes de aplicarte un tratamiento de presoterapia. Sobre todo si padeces de:

  • Hipertiroidismo.
  • Cáncer.
  • Problemas cardíacos.
  • Problemas de tensión.

Consulta toda la información que tenemos a tu disposición acerca de la presoterapia antes de aplicarte un drenaje linfático por tu cuenta.